25/2/09

I'll tell you somethin', I hate the fuckin' 90's

Lo único que tenía que decir de los Oscar de este año lo dije aquí [1]. Quitando el tema de la previsibilidad quizá me interese hablar en un futuro (no he visto todavía Benjamin Button. Soy una porquería de fan) de ciertos sectores que parecen no perdonar que Fincher haya hecho una película más comercial/convencional de lo que acostumbra. Todo ello por no hablar de que mi medidor de expectativas interno con respecto a Slumdog Millionaire está totalmente desbocado: del "tienesqueverlatienesqueverla" de hace poco menos de un mes al "bah! sobrevalorada". Eso para cuando las vea (con Gus Van Sant y Ron Howard me llevo regular así que Milk y Frost/Nixon van a tardar más tiempo). Ahora vamos con el robo: les han robado la estatuilla a Mickey Rourke y a Marisa Tomey. La escena:

SPOILERS


- Randy y Cassidy quedando por primera vez en el "mundo real". Cuando compran la ropa para la hija de Randy, cuando Cassidy le confiesa que tiene un hijo, cuando Randy le dice "¡cuanto odié los 90!", cuando se besan y Cassidy decide que no está bien, que se bebe su cerveza de un trago y se va. Una secuencia tan perfecta que casi duele verla.

[Tampoco puedo dejar de mencionar la escena en la que Randy invita a su vecinito a su caravana para jugar al Wrestle Jam y el chico termina hablando del Call of Duty 4 [2]. Un choque generacional tan crudo en su fondo, tan parecido a una bofetada, que, ahora que estamos cercanos al fin de la década, casi podría suponer un punto y final simbólico a todo este revival positivista de los 80 que hemos vivido estos últimos años. Ahora tocará (supongo) reivindicar/rememorar esos jodidos 90 que tanto odió Randy.]

FIN DE LOS SPOILERS

The Wrestler quizá peque de ser demasiado previsible e incluso de estar sumergida en una paradoja: muy posiblemente sea la mejor película de Aronofsky siendo la película menos Aronofsky de todas las que ha hecho. Yo se lo perdono todo tan sólo por esa escena que os he mencionado arriba. El gran acierto es que es una película de actores y el propio director ha sido capaz de echarse a un lado (¡y bueno es Aronofsky con su parafernalia!) para dejar que sean ellos los que se comen la pantalla. Me da igual lo que hayan hecho Sean Penn y Penélope Cruz. Robo.

[1] Volvió el twitter. Y es feo que yo lo diga pero está bastante animadete.

[2] En Kotaku tenéis todo. La conversación y el making off del juego. Del Wrestle Jam, no del Call of Duty 4, claro. [+]

No hay comentarios:

Publicar un comentario