16/3/10

[odiorama]

Llamar noticias a lo que hace Antena 3 a diario es casi tan grave como llamar periódico al Que!. Propongo sustituir la denominación de ambos mamotretos por la de "anecdotarios diversos de chorradas y tal", definición mucho más certera a mi parecer. Se empieza desgastando los términos y después todo vale, cualquier juntaletras es ahora periodista sin necesidad de pisar una facultad e incluso hay tipos que se etiquetan como bloggers y tan contentos ellos con su gilipollez interna. Perdonad si vengo hoy con ganas de soltar bilis por aquí, pero hacía tiempo que no veía el noticiario de marras, y todo sigue igual, si cabe peor. Muy posiblemente no lo viera desde el verano; en verano si me gusta echarle un vistazo porque es, de tan casposo, entrañable, con sus señoras viejas quejándose del calor y los eventuales pezones furtivos de cualquier incauta que esté en la playa (y el omnipresente plano del termometro-en-Sevilla-con-cuarentaytantos-a-la-sombra). No es verano si no hay un plano del termómetro en Sevilla marcando cuarentaytantos en Antena 3 Noticias.

Hoy no me ha irritado nada expresamente. Debe ser efecto del calor extremo que dicho programa se haga accesible (es decir, que los extremos "es tan caposo [luego] es entrañable" se toquen) porque me he sentido idiota viéndolo, nada más. La verdad es que he cambiado de cadena para mis 5 minutos de odio controlado diarios. Veréis, hay quien le pega a un saco para descargar sus frustraciones, yo no tengo saco así que he tenido a bien sustituirlo por poner El hormiguero un rato y desear que a Pablo Motos [1] le reviente el ego en las narices. Se que, de alguna manera, desearlo con todas mis fuerzas tiene que producir, tarde o temprano, algún tipo de resultado. Se que entornando mis ojos como si fuera Carrie algún día lograré que quiten esta ponzoña de la parrilla, desintegrarla. Y no me vengáis con que simplemente hay que cambiar de canal o no ver el programa en cuestión que no me obliga nadie etcetera, esto tiene ramificaciones mucho más profundas que, resumiendo mucho, se traducen en una profunda reacción talibana basada en que no quiero vivir en un mundo donde existe El hormiguero y que no hay nada que me irrite más que la sintonía politonera del programa (joder). El buenrrollismo barato y la estupidez de Cuatro son señales inequívocas del inminente apocalipsis y, por tanto, objeto de interés y estudio de esta página. Venía yo a hablar de otra cosa pero todo se ha precipitado porque he encontrado esta imagen del gran Ruben Fernández que resume a la perfección lo anteriormente dicho:



[1] El hormiguero, Pablo Motos y su equipo, representan para el que esto escribe la sublimación del irritante estilo Cuatro. El "somos guays y lo sabemos" con el que están impregnados la mayoría de sus programas, sean Callejeros o 21 días. Programas cortados por el mismo patrón donde confrontan dos mundos: el idílico mundo Cuatro vs cualquier cosa que no sean ellos y, por tanto, no sea cool. El Universo Cuatro es fascinante en su endogamia, es la cadena que más abiertamente se ríe del espectador en su cara maquillando con aparentes buenas intenciones la basura que producen. Proyectando un perfil moderno, cosmopolita, donde tan sólo hay estupidez. Sólo desde la paradoja pueden entenderse propuestas como Hermano Mayor o lo de las madres adolescentes solteras, que están más cerca del porno (emocional) duro que de la labor social. Que Cuatro venda eso como contenido de interés social es un chiste tan estudiado en sus oficinas que no tiene gracia. A efectos de sinceridad, DEC es más honesto que El hormiguero. ¿Es por ello mejor programa? Depende del enfoque pero, al igual que no esperaría encontrar en la revista AR nada más que a Ana Rosa subida a su atalaya, no confiaría en un programa que trata sistemáticamente como estúpidos tanto a sus invitados como al espectador.

5 comentarios:

  1. Tendría tanto odio que descargar aquí que... no lo haré, puesto que hoy parece que tengo un día feliz y no quiero arruinarlo para las pocas horas que le quedan.

    Entiendo perfectamente esas ramificacions y el deseo de que El Hormiguero desaparezca, pero creame que cambiar de canal sí ayuda en parte. 'La lista' de La 2 ha aparecido ante mis súplicas de que haya algo que ver mientras se cena que no te haga que ésta te siente mal (más con el humor "caca, pedo, culo" de Pablo). No es un programazo, pero entretiene, te hace pensar en listas de cosas y, lo más importante, no te hace pensar en El Hormiguero.

    El problema es cuando un día pongo por curiosidad El Hormiguero. Ese distanciamiento del programa no hace otra cosa que, cuando lo ves durante 5 minutos sea poco menos que insoportable. Y lo peor de todo es, que a la gente le guste...

    Sobre las noticias de Antena 3. El mejor programa de humor que puede existir. Más si es fin de semana.

    Pero de verdad, no empiece con una serie de "odioramas", que sólo de pensar en qué es lo que la gente reclama y lo que obtenemos... me pongo malo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces pienso que mi adscripción a los "Hormiguero-haters" está básicamente fundamentada en que no entro en su "target"; pese a acercarme a los 30, no tengo hijos y no soy del PSOE, por lo que no puedo comulgar con su "buenrollismo progre" y sus invitados ilustres como Miguel Bosé, aaagh. Pero bueno, a mi señora tampoco le gusta, así que en ese hipotético futuro mío con hijos, si Motos sigue dando la tabarra, les enseñaremos a odiarlos como se merece!

    ResponderEliminar
  3. Coda:

    No es navidad si no hay una noticia de gatos cantando villancicos en Antena 3 Noticias.

    Coda 2:

    No es verano si no hay una noticia de un submarinista haciendo algo est�pido (casarse, jugar a f�tbol...) bajo el agua en Antena 3 Noticias. �Y encima te dicen que es la �ltima moda!

    Y no olvide usted DeportesCuatro: el Tomate de la informaci�n deportiva.

    ResponderEliminar
  4. El Hormiguero es, simplemente, un programa netamente mongoloide presentado por uno de los mayores ególatatras de la parrilla. En la franja horaria justa y adecuada (post cena) para que sirva de patio de recreo a toda aquella manada que necesita (aún más) desconectar la neurona para pasar a su plato principal (No, sexo no. Hablo de la serie del día).

    Otra ventaja: no hace falta verlo. Es tan atronador y estridente que uno/a puede estar poniendo o quitando la mesa mientras se prepara para el MOMENTO que no se pierde nada.

    Un dato: el Hormiguero va perdiendo audiencia a diario que parece acabar en El Intermedio, lugar donde se mantienen.

    Apostilla: Le iba a comentar algo sobre Alerta Cobra, pero reflexionando he visto que cae en la misma exaltación del YO que usted comenta.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con todo lo expuesto anteriormente (reconozco que a veces lo veo....no sé, debe ser el efecto hipnótico de la idiotez...).

    Pero yo a lo que venía era a agradecer al señor Forfy que me haya descubierto el blog "Me creo importante" de mi tocayo, que además es una versión alternativa de mí mismo, o yo la soy de él, más bien, ya que a mi me gusta dibujar y él se gana la vida dibujando (puta envidia......)

    ResponderEliminar