9/1/12

Las cosas que olvidamos

Ya podemos decir que la primera semana de este 2012 se nos ha escurrido entre los dedos. ¿Qué tal todo el tema de los propósitos y demás? Yo comiendo el año más rezongón y/o escéptico de costumbre, no me he planteado nada (en) serio y eso tampoco está bien. Sólo hay que echar un vistazo a la maravillosa Agenda del Fin del Mundo de Blackie Books para apropiarse de gestas tan maravillosas como "Conseguir una Super Nintendo y pasarme el Donkey Kong Country", entre otras lindezas propuestas. O darse un paseo por Thing We Forget, un blog en el que un tipo de Singapur cuelga post-its con verdades como puños. De repente la idea de despertar al pequeño Tyler Durden interior y ponerme a pegar post-its como un poseso se me antoja bastante necesaria. Empezaré purificando este Santo Bunker, a ver si me quedo con la copla:


Mil gracias al amigo 3eses, al que he robado la recomendación. Si sigo al menos un consejo de esa página estaré haciendo algo más que rascarme la barriga y quejarme por todo (que es un gran paso para algo importante, lo que no se es para qué). Aunque tampoco me disgusta la filosofía de Calvin:

No hay comentarios:

Publicar un comentario