8/5/12

The night is dark and full of hipsters

Dentro de muy poco tiempo, si es que no lo estamos haciendo ya, vamos a medir el éxito de una serie de televisión por los memes que genere. De forma oficial, quiero decir. Olvidad el inquisitivo y temible share, los impactos mediáticos, las descargas (legales o no), el número de visionados online, las reseñas en la prensa, los test-screenings y demás zarandajas. Olvidaos incluso de Facebook, Twitter y el resto de redes sociales como algo más que meros canales de distribución oficiosa de los memes en sí. Se acerca (o se apuntala más bien) el reinado de 4chan, Cuanto Cabrón y, en general, de cualquiera que tenga un par de minutos de su tiempo libre y el Paint a mano. Los memes no son sólo pequeños agujeros negros capaces de absorber todo tu tiempo libre o tu productividad, también son una fuerza en expansión que se retroalimenta a pasos agigantados [1]. ¿Es ilógico pensar en el futuro uso mercantilista de algo que arrebata horas y horas a millones de personas a diario? ¿No son, gran parte de ellos, muestras tremendamente certeras de los usos, costumbres y tendencias de esta época?

recortes Rajoy[3]
¿Existe una imagen que defina mejor el panorama actual?

Lo verdaderamente divertido va a ser cuando esta avalancha de chorrada pura y dura que tantas alegrías nos aporta coja con los pantalones bajados a consultores, analistas y jerifaltes diversos que van a tener que aprender a analizar el éxito de su producto por el número de LOL’s generados mientras se les pone cara de FFFFFUUUUUUUU si los resultados no han sido los esperados. No torzáis el morro, incrédulos: YA ha pasado con Twitter, que ha terminado sobredimensionando su importancia hasta el absurdo actual, y pasará con los memes, acaso el valor en alza más incontestable de nuestros días. De hecho podemos fantasear con un Apocalipsis Pop de mamarrachada en bucle: sustituyamos “series de televisión” por “cualquier-cosa-que-se-os-ocurra” y en las próximas Elecciones Generales, cuando bajes a comprar tomates al mercado de tu barrio o cuando vayas a hacer la Declaración de la Renta tendrás que sortear Troll Faces por doquier y te las verás muy Forever Alone. Al tiempo.

Toda esta parrafada para deciros que estoy bastante enganchado a Juego de Tronos y que por primera vez en mucho tiempo "siento" que una serie está siendo un éxito no por haber leído ningún artículo en concreto, sino por la cantidad de viñetas y sandeces que encuentro en cualquier parte. En concreto me encanta Hipster Game of Thrones,un tumblr que lleva todo el rollo este de ironizar con el moderneo de medio pelo al universo de George R.R. Martin. Dentro de 1.000 años a ver quien es el lumbreras que es capaz de explicar el sentido de poner gafas de pasta a Lady Melisandre.


tumblr_m1v1uuzNMP1qldavvo1_500
Visto en la siempre recomendable Basura and TV

[1] El definitivo salto del meme a lo mainstream en España se producirá cuando las hordas canis dejen de hacer retoques a sus autofotos en el baño y se dediquen a hacer viñetas de, no se, Gran Hermano. Mirad la que se montó (a su pesar, o no) con el viral de los hijos tróspidos. Que los dioses, los nuevos o los antiguos, nos cojan confesados.

2 comentarios:

  1. Si el meme es la medida oficial de éxito, desde luego que Juego de Tronos es la reina absoluta del cotarro. Y al hilo de Hipster Game of Thrones no se si conoceras, Forfy, el imprescindible Tmblr Arrested Westeros (http://arrestedwesteros.com/) en el que con se mezclan fotogramas de la serie con diálogos de Arrested Development con una exactitud que a veces da hasta miedo.

    ResponderEliminar
  2. La pena es que no sigo Arrested Development... pero del resto de mamarrachadas la serie va muy bien servida. Yo lo que digo, intuyo el éxito que tiene por la cantidad de viñetas que veo.

    Nos leemos! (ahora sí, que vuelvo a tener temporada, veremos por cuantos capítulos :P)

    ResponderEliminar