11/12/07

Encantado


Hace poco más de un mes estuve por primera vez en una tienda Disney Store. Nada más entrar un tipo de unos dos metros me saluda con la mejor de sus sonrisas. Nunca antes me habían dado la bienvenida a una tienda la verdad. En pocos segundos la "magia" te invade. Los dependientes-mas-simpáticos-de-la-historia te preguntan una y otra vez que en que te pueden ayudar. Sin acritud ni forzosamente! De fondo intercalan High School Musical con El Libro de la Selva (luego dicen que si la nostalgia...). Y todo esta lleno de peluches, de princesitas, de cuentos, de hadas, de clásicos... Las paredes acolchaditas, la decoración de ensueño, niños correteando felices. A un diabético o a quien guste de escuchar discos al reves seguramente le hubiera estallado la cabeza con tanto kitsch. Pero a mí no, maldita sea es una Disney Store! Es justo como me la imaginaba!


Y lo mismo me ha pasado con Encantada. Vamos a poner los puntos sobre las íes primero: soy un fanático de Disney. Con su moralina, sus números musicales y sus finales de felicidad absoluta. Y me dió mucha pena que se tomara la decisión de no realizar más películas de animación 2D, cuando el fallo de las últimas producciones Disney no era la tecnología empleada sino unos guiones y premisas insólitamente flojas. Comprenderéis por tanto que tras saber que iban a combinar imagen real con secuencias animadas fuera una de las películas que más estaba esperando ver. Aunque sólo fuera por gozar de 5 minutos de la mejor animación del mundo.


Pero es que Encantada es mucho más que eso, es exactamente todo lo que podía esperarse de ella. Y sí, toda la ñoñería está ahí pero con las intenciones muy claras. Lo que tenemos por tanto es lo prometido, un canto multirreferencial al Disney de antaño. Guiños y homenajes de todo tipo para una historia que quizá peque de demasiado obvia pero a la que no le hace falta ser de otra manera. Y que de haberlo sido, de haber tenido un poco más de mala baba por ejemplo, sus resultados hubieran sido dudosos. Y deshonestos.


¿Spoilers? (son tan evidentes...)
De todas formas dentro de toda esa aparente simpleza hay momentos que son oro puro. Transladar esa marca de la casa como son los números musicales al mundo real tiene un mérito que se ve recompensado cuando vemos los resultados en pantalla. Sobre todo uno de ellos (cuando Giselle está en el parque) cuya excusa inicial es de soltar lagrimones de la risa. También tenemos apuntes adultos a los que no se termina de sacar punta porque evidentemente esto es una producción para todos los públicos. Pero hay cierto desencanto en ese choque de mundo real/cuento de hadas, cierta sexualidad latente en el personaje de Giselle, que en cierta manera madura y se adapta a nuestro mundo. Hay incluso un guiño muy bueno que corre el peligro de pasar desapercibido y que nos viene a decir que los cuentos pueden no ser exactamente como se nos han contado (en referencia a ese proceso de censura y suavización moral por el que han pasado los cuentos tradicionales). Leves toques en los que afortunadamente no se profundiza porque si esto pretende ser un homenaje al cuento de hadas entendido a la manera Disney, debe serlo con todas sus consecuencias: incisivo y pormenorizado final feliz incluido.
Fin de los supuestos spoilers

El resto es un collage de referencias que va a dar mucho juego de cara a congelar la imagen en el DVD (yo he visto a Pumba camuflado, eso no lo pone ni en la Wikipedia, ja!) y cierta esperanza en el hecho de que el éxito de la película pueda acelerar alguna producción animada que tengan durmiendo el sueño de lo justos. De momento Encantada me ha devuelto esa tradición de una película Disney cada navidad. Y eso lo echaba de menos.

4 comentarios:

  1. La primera vez que vi el trailer de esta película me encandiló, es como una Hercules en Nueva York a lo Disney.

    ResponderEliminar
  2. A ver si la puedo ver este finde, que tengo ganas.

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. Estrellita Mutante: Pues no te pierdas la película por nada del mundo. Es puritito Disney, un festín para el fan paciente. Saludos!

    Kalimero: Sí por favor. Uníos más a mi causa pijil y ñoñosa, que me quedo sólo!

    ResponderEliminar
  4. Por fin he descubierto lo que me falla con Encantada: su presupuesto. Si se hubiera tratado de una cinta más cochambrosista, con el mismo argumento, creo que me hubiera atraído irremediablemente.

    Aunque no me haga caso: mis visionados andan alterados y mi desafición disneyiana hace años que hizo estragos permanentes en mi imaginario.

    ResponderEliminar